Se gradúan 31 primeros maestres de licenciatura en Enfermería Naval

*Realizan ceremonia solemne del Paso de la Luz

*En el marco del 45 Aniversario de la Escuela de Enfermería Naval

Rubén Licona Váquez / El Dictamen. Con la ceremonia solemne del Paso de la Luz, que representa la mística y el humanismo de la profesión, 31 primeros maestres se graduaron de la Licenciatura en Enfermería Naval, del Centro de Capacitación de la Armada de México en Antón Lizardo, la cual tuvo lugar en el auditorio del Cencap.

La misma se enmarcó en el 45 Aniversario de la fundación de la Escuela de Enfermería, que a lo largo de estos años ha entregado profesionales en la materia tanto a la Marina como al país en general.

La ceremonia fue presidida por el Almirante Fernando Arturo Castañón Zamacona, comandante de la Primera Región Naval, acompañado del Vicealmirante Víctor Manuel García Macedo, director general de la Heroica Escuela Naval Militar de Antón Lizardo; vicealmirante Rubén Cevallos Guevara, inspector de la Primera Región Naval; capitán de Navío Jorge Luis García Cancino, subdirector del Centro de Formación y Capacitación de la Armada de México; capitán de navío del Servicio de Sanidad Naval Atala Telis Rodríguez, directora de la Escuela de Enfermería Naval.

Allí, la teniente de fragata del Servicio de Sanidad Naval, especialista en terapia intensiva, Mónica Pedro Pablo destacó el esfuerzo en la enorme tarea de formar oficiales enfermeras y enfermeros navales, al largar los cabos para que la Generación 2013-2017 emprenda una nueva travesía.

Hizo al mismo tiempo la referencia al significado del Paso de la Luz, considerado un acto solemne que se efectúa tradicionalmente al término de la etapa de la formación del personal de enfermería y contiene un alto significado relacionado con la mística y el humanismo de la profesión, como son el cuidado al enfermo para su recuperación sin importar el cansancio ni la hora del día, compromiso voluntario que se adquiere por convicción al recibir la luz de generación en generación, en donde simbólicamente se transmiten los conocimientos del docente al alumno.

Luz que representa la aceptación tácita del compromiso profesional apostólico de parte del nuevo profesional de enfermería.

Aludió a Florence Nightingale, quien en 1858 tras la guerra de Crimea participó en el cuidado de heridos en hospitales de campaña.

Luchó contra epidemias como el Tifo, Cólera y la Disentería.

Expuso que Florence estableció los principios básicos de la enfermería, dando pie al surgimiento de lo que serían los principios científicos de la enfermería que prevalece hasta hoy en día.

Por las noches realizaba recorridos y se alumbraba con un quinqué, lo que la valió ser conocida como la dama de la lámpara.

Por ello, sostuvo, la enfermería naval adopta el simbolismo de la lámpara de Florence por su significado profesional humanitario, el cual amalgamado con el ancla de la Armada de México, la fortaleza en su doctrina, valores y principios navales, dan resultado a la identidad de enfermeras y enfermeros navales capaces de proporcionar atención de enfermería con la más alta calidad, basados siempre en los preceptos de ciencia, humanismo y lealtad en cualquiera de los escenarios en donde presten sus servicos.

Les dijo a los graduados que la Secretaría de Marina confía en ellos para desarrollar una enfermería de alto nivel profesional.

Por ello la Ceremonia del Paso de la Luz es la etapa final que marca el inicio de su carrera profesional.

Por su parte, la pasante de la Licenciatura en Enfermería Naval, Ana Margarita Salinas Rojas, en representación de sus compañeros de Generación, expuso ante los almirantes, capitanes, jefes, oficiales, cadetes, alumnos, clases y marinerías, que ésta es una fecha que no habrán de olvidar.

Sostuvo que al concluir la etapa de formación inician otra etapa importante en donde al pasar los días reforzarán las competencias en la práxis de enfermería, al mismo tiempo que siguen aprendiendo y aportando los conocimientos adquiridos.

“Con el Paso de la Luz adquirimos completamente nuestra identidad como enfermeros navales, porque con ello refrendamos nuestra vocación de servicio ante la sociedad”, apuntó.

Indicó que la luz que reciben de manos de sus antecesores iluminará hoy y siempre el sendero de su vida profesional pues simbolizan la ciencia y el humanismo que les guiará, con los conocimientos científicos y principios éticos dirigidos al paciente a cada una de las personas que se encuentren encomendados a su cuidado.

Agradeció al Mando por haber contribuido de manera constante en su formación académica estando a sus lados para fortalecer sus valores de honor, deber, lealtad y patriotismo.

Destacó que ente logro está también el esfuerzo de sus padres y familiares que los impulsaron a salir adelante y a no claudicar en este esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *