El RCMARSC presenta su calendario de regatas

Una temporada más, el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club, con sus 120 años de historia, se convierte en uno de los clubes de referencia en cuanto a la organización de regatas de cruceros, J 80 y de vela ligera. El mar Cantábrico es el noble escenario de la entidad de Las Arenas. Desde ahora, y prácticamente cada fin de semana, los aficionados a la vela tienen la oportunidad de competir en regatas que hacen de este Club centenario una cascada de noticias ininterrumpida en el mundo de la vela. Entre las pruebas de cruceros, de la división J 80 y de vela ligera, el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club programa alrededor de 30 regatas al año, como ocurre también en éste 2018. De estas citas, algunas sobresalen hasta convertirse ya en históricas y muy conocidas entre los regatistas vascos. Hasta ahora, en una temporada en marcha, ya se han disputado el I Trofeo Social, el V Trofeo El Correo, el I Trofeo One Sails, la Regata a Dos y la masiva Regata a la Inversa-BBVA del pasado 1 de mayo ganada por el ‘Biobizz’. En vela ligera se han celebrado el Trofeo Guadalimar y el Trofeo José Luis Azqueta.

Próximamente, una de las citas más esperadas en el Abra es la XII Copa España J 80. Con organización del R.C.M.A.-R.S.C., unas 35 de las mejores tripulaciones del país, entre ellas varios campeones del mundo, buscarán la victoria del 21 al 24 de junio en tres apasionantes jornadas de navegación. Las aguas vizcaínas del Abra acogerán durante esos tres emocionantes días de navegación una destacada e interesante competición en el mundo de la vela, en la que participan los grandes especialistas de una modalidad al alza. El jueves 21 de junio se procederá a la inscripción y al registro de participantes, así como a la medición y al control de las velas. Y ya el viernes 22 arrancará la XII Copa España J 80, con apasionantes recorridos también el sábado 23 y el domingo 24. Las pruebas que están programadas por la organización son nueve, tres cada día de una competición que incluye un Trofeo Femenino con el concurso de tripulaciones de distintas provincias. El Campeonato de Bizkaia J 80 se decidirá, además, una semana antes de esta XII Copa España que superará el número de participantes de otras ediciones.

La Clase Internacional J 80 ha desvelado también que la sede del Campeonato del Mundo 2019 recaerá en el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club. Será la tercera edición en la que un Mundial de la participativa y competitiva clase J 80 recala en aguas del país, con el Real Club Marítimo de Santander en 2009 y el Club Náutico de Bevelle (Sotogrande) en 2016 como predecesores en la organización del título mundial en estos monotipos. Se espera que tomen parte entre 70 y 100 embarcaciones. “En 2019 también se realizará la conmemoración del V Centenario de la primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano con una regata a Getaria en julio y otros actos que están en fase de organización”, adelantó Ramón Zubiaga, presidente del Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club.

Además de esta señalada cita, a partir de este próximo mes llega la hora de las pruebas más esperadas y con más tirón. El 9 de junio tendrá lugar la XIV Regata SURNE- 54º Trofeo Eskarra, y el 30 de junio y 1 de julio el siempre interesante y participativo Campeonato de Bizkaia de Cruceros-Trofeo Aguinaga. Antes, la flota vizcaína habrá tomado parte en aguas de Santander en la XIX Regata S.A.R. Don Felipe de Borbón y en la Santander-Getxo. El 7 de julio aparece la nueva regata entre Getxo y Lekeitio, organizada junto al Club de Pesca de Atún de Lekeitio; y para el 20, 21 y 22 de julio se han reservado las fechas de la XXVII Regata Costa Vasca, con las tripulaciones en busca de la anhelada Ballena de Oro en Hondarribi. En ese fin de semana también se celebra la histórica Copa Gitana para barcos clásicos y de época. Luego, a primeros de agosto, el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club, será escenario un año más de la salida de la Regata El Gaitero. Ya en septiembre es el turno de otra histórica, la Copa Castro, así como de la Copa Getxo. Y en diciembre despunta la siempre esperada Regata del Gallo con alrededor de 70 barcos pasando bajo el Puente Colgante de Bizkaia (este año el 15 de diciembre).

En cuanto a la vela ligera, el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club organizará en septiembre de 2018 la XXVIII edición del Trofeo Artea-Escuela de Vela José Luis Ugarte con cerca de 200 participantes en el Abra. El propósito de la Escuela de Vela del Real Club Marítimo del Abra- Real Sporting Club, por la que pasan casi mil jóvenes al año, se centra en la promoción y enseñanza de este deporte desde los ocho años. Es una divulgación que se pretende extender a toda la provincia y a todos los ámbitos sociales como respuesta a la tradicional unión entre la mar y las personas del entorno. Además, también quedan por disputarse el Campeonato de Bizkaia, el Trofeo Presidente, el Trofeo Eduardo Erecacho y el Trofeo Navidad.

Los resultados de los regatistas del Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club están siendo muy notables en este arranque de la temporada 2018 con triunfos, por ejemplo, en aguas de Santander y Vitoria.

Josele Doreste, campeón del Mundo Master de Finn

Este verano se cumplen 30 años de la medalla de oro de José Luis Doreste en los Juegos Olímpicos de Seúl’88, y no lo podía conmemorar de mejor forma que con otro triunfo, el de campeón del Mundial Máster de Finn, en esta ocasión en aguas del CN El Balís, en Sant Andreu de Llavaneres. “La verdad esperaba luchar por ganar en la franja de regatistas de mi edad, pero no por el campeonato”, explicaba sorprendido Doreste (CN Port de Aro) al llegar a puerto. Además de vencedor absoluto, Doreste se ha llevado el título de campeón mundial en la categoría Grand Grand Máster.

Han acompañado en el podio a Doreste el chileno Antonio Poncell, que a su vez se ha llevado el título de Grand Máster y tercero el italiano Giacomo Giovanelli, ganador en categoría Máster.

Del 18 al 25 de mayo se ha celebrado en el CN El Balís una de las competiciones más prestigiosas y sobre todo numerosas de una clase olímpica: el Mundial Máster de Finn, en el que han participado 353 regatistas de 32 países.

José Luis Doreste partía como uno de los grandes favoritos, después de llevar más de un año preparándose a conciencia para esta cita. Doreste demostró estar en un estado de forma espectacular y los números en este campeonato lo han demostrado. Tras cinco mangas disputadas, tres el miércoles y dos este viernes, sus parciales han sido dos primeros y dos segundos, con un descarte.

No era nada fácil, y menos siendo un Grand Grand Máster, pero el grancanario ha estado espectacular navegando con vientos flojos y medios en el CN El Balís.

Se llegaba a la jornada final con una clasificación más que apretada con Doreste líder, seguido por un solo punto por el italiano Giacomo Giovanelli, pero ha sido capaz de aguantar la presión para confirmar su victoria.

Doreste estaba muy feliz “por la victoria y por el hecho que también han acabado entre los diez primeros Xavier Penas y mi primo Joaquín Blanco. Eso demuestra que la clase está muy fuerte en España”. Participaban un total de 23 regatistas españoles.

Segundo español que conquista el título
Con esta victoria en el CN El Balís, es la segunda vez que un regatista español gana en categoría absoluta el Mundial Máster de Finn tras el andaluz Rafa Trujillo en 2016. Precisamente Josele ganó en el año 2016 en Croacia el Campeonato de Europa de Laser Másters.

Los otros dos españoles que han acabado en entre los diez primeros han sido el catalán Xavier Penas (CV Calella) –quinto– que a su vez ha sido subcampeón en Máster y el canario Joaquín Blanco (RCN Gran Canaria) –séptimo y segundo en categoría Grand Grand Máster–.

Los otros campeones por categorías han sido estadounidenses, en Legends el Henry Sprage y en Super Legends, categoría para mayores de 80 años, el histórico August Miller.

El director de regata del Mundial Máster de Finn del CN El Balís, Manel Lligé, hacía “una valoración general muy buena. A pesar de haber estado tres días sin viento, las jornadas que hemos tenido las condiciones para navegar han sido las ideales”.

De esta forma el ruso Vladimir Krutskikh traspasa la copa dorada de campeón del Mundial Máster de Finn a José Luis Doreste, que la tendrá en su poder durante el próximo Mundial que será en 2019 en Dinamarca.

En la entrega de premios han estado presentes el presidente del CN El Balís, Fran Ripoll, la presidenta de la Real Federación Española de Vela, Julia Casanueva, el presidente de la Federación Catalana de Vela, Xavier Torres, el alcalde de Sant Andreu de Llavaneres, Joan Mora, y el presidente de la Finn Masters, Andy Denison.

Clasificación
1 José Luis Doreste (ESP), 6 puntos

2 Antonio Poncell (CHI), 8 p

3 Giacomo Giovanelli (ITA), 8 p

4 Vladimir Krutskikh (RUS), 10 p

5 Xavier Penas (ESP), 10 p

6 Aleksander Kulyukin (RUS), 10 p

7 Joaquín Blanco (ESP), 10 p

8 Andr Budzien (GER), 12 p

9 Thomas Schmid (GER), 14 p

10 Paul Mckenzie (AUS), 15 p

La declaración de madridismo de Rory McIlroy

El doble vencedor del Campeonato PGA ha sido preguntado en la rueda de prensa durante la presente edición del torneo sobre la final de Champions que enfrentará al Real Madrid con el Liverpool.

El golfista no ha dudado en confesar que apoyará a los blancos para que consigan la Copa de Europa: «Me pondré mi camiseta del Real Madrid». Aunque también ha reconocido que a pesar de ser fan del Manchester United no odia al Liverppol, y que supone que también «estaría bien ver ganar a un equipo inglés».

Rory, ¿y mañana?
“Me pondré mi camiseta del Real Madrid”. pic.twitter.com/O66gkXRnk2— Golf en Movistar+ (@MovistarGolf)

25 de mayo de 2018

Froome revienta el Giro

En el ciclismo calculado y preciso que su propio equipo, el Sky, ha impuesto como norma de los tiempos, Chris Froome perpetró una obra de arte a la antigua, al ataque, al gusto de los aficionados pero con rentabilidad garantizada y emoción a flor de piel. Día para el recuerdo en este deporte maravilloso, ya que Froome reventó el Giro de Italia en puertos de alcurnia como la Finestre, Sestrieres y Bardonecchia, sepultó al líder Simon Yates -perdido en las montañas en una deblace con pocos precedentes-, destrozó la resistencia de Tom Dumoulin -perseguidor implacable y derrotado- y se vistió con la maglia rosa en una exhibición portentosa. Faltan dos días para la conclusión del Giro, una jornada montañosa este sábado, pero el Giro tiene pinta de acabar en la espalda de Froome, que estaba pálido estos días y revivió en una apasionante sesión. Tiene 40 segundos de ventaja sobre Dumoulin, el único que le puede hacer sombra.

Fue la antítesis de Froome, de sus cuatro victorias insípidas en el Tour a bordo de la carroza del Sky, con su tripulación de pasajeros imponentes, su ausencia de adversarios porque a muchos los fichó para su tren, con su dependencia del potenciómetro que calcula cada watio de esfuerzo y cada desnivel de la carretera, y su ciclismo de riesgo medido, sin una sola aventura que llevarse a la boca en tantos años de gobierno del Sky.

«Algo loco»

«Nunca había hecho algo así. Tenía que hacer algo loco, porque esperar a la última subida, con la desventaja que tenía no era suficiente», explicó Froome, feliz como pocas veces.

Froome hizo un Contador. Lanzó un ataque de largo aliento, desafiando a la lógica y al modelo Sky, que pregona las matemáticas por encima de la locura. Lo hizo en el escenario perfecto, el tramo de tierra de la Finestre, el puerto simbólico del Giro, arena dura para las bicicletas y sus pilotos, un metro de nieve en la cima. Allí sufrió Contador ante el ataque de Landa en el Giro 2015, vio el peligro para su maglia rosa, como vio evaporarse Simon Yates. El inglés ya había mostrado debilidad en Pratonevoso. En La Finestre sucumbió sin remedio: 14 minutos de retraso.

Froome se escapó sin levantarse del sillín, sin requerir un watio más. Quedaban ochenta kilómetros y tres puertos. Una irreverencia para un tipo acostumbrado al manual. La mística de Italia, un hombre solo al comando. La gran obra de Froome.

Yates se retorcía en la bicicleta, de suplicio físico y desconsuelo por el Giro que se le iba. Y pronto fue historia, porque la carrera camino de Sestriere –el puerto donde Chiappucci dobló la resistencia de Induráin en el Tour de 1992 en una cabalgada de 200 kilómetros– fue un mano a mano entre Froome y Dumoulin, el último vencedor del Giro.

Dumoulin se grapó a un vagón perseguidor con Supermán López, Carapaz, Pinot y Reichenbag. Entre los cinco no consiguieron reducir la ventaja de Froome en Sestriere. Tampoco en el llano de entrada al último puerto del día, Bardonecchia, un infierno de siete kilómetros al diez por ciento después de 180 kilómetros de etapa.

Bardonecchia fue un sálvese quien pueda, porque Froome no aflojó un ápice. Su ritmo fue el mismo siempre, desde que atacó en la Finestre, con pasajes encima de la bici –inusual en él–, mientras Dumoulin trataba de organizar algo por detrás. Fue ardorosa la defensa del holandés, quien gracias a su espíritu combativo puede alentar alguna esperanza en la etapa de hoy (la última de montaña, con tres puertos). Perdió tres minutos y 23 segundos con el inglés, pero está a solo 38 segundos en la general.

Froome conoció otro ciclismo ayer, ahora favorito para ganar el Giro. «Tuve una sensación absolutamente increíble para ganar esta etapa. La atmósfera que he vivido por el camino ha sido fantástica, así que gracias a todos por el apoyo».

Klopp: «Llegamos a la final los dos técnicos más malos, esto es de risa»

Simpatíco como siempre, Jurgen Klopp Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, compareció con su gracia por montera. El alemán recuerda a Santillana. Hoy sueña con Salah. Pasen y lean. «¿Nervioso? Todo está yendo como debe ir, todo perfecto de momento. Estamos viendo el estadio por primera vez, trabajando con los medios antes del partido. ¿El Madrid es favorito me pregunta?“Sí, no es tan difícil de ver. El Madrid es un equipo de alto nivel, nosotros somos también muy buenos. Tenemos muchas individualidades pero no debemos compararlas. Es un partido de fútbol y puede pasar de todo. Cualquier día se puede batir a cualquiera. Tal vez, de diez enfrentamientos ante el Madrid perderíamos nueve pero no estoy interesado en eso sino en ese partido que sí podemos ganar». Valoró la clave de la final: «Es un desafío muy grande para los jugadores, para mí, para todos. Tenemos que ser muy sólidos defensivamente hablando, fluidos en transiciones y disfrutar el partido».

«El Madrid es superior, pero nuestra hambre es increíble y debemos intentar el sueño de ganarles»

Le cuestionamos por Salah, que ha estado cumpliendo el Ramadán: «Está muy bien. Le puedes ver entrenando, está en buena forma». Y comenzó su show particular: «Entre Klopp o Zidane elegiré siempre a a Zidane. Era mejor jugador y es también mejor entrenador. No tengo problema en decirlo. Pueden pasar muchas cosas, respetamos al Madrid pero creemos en nosotros. Estoy muy contento de estar aquí con estos jugadores. Han peleado de manera increíble. Se merecen estar aquí. Me siento muy orgulloso».

Las críticas a Zidane como entrenador le permitieron decir que él también es muy malo tácticamente. «Mucha gente podrá pensar eso, pero también de mí. Es gracioso. Que dos que no tienen ni idea, llegan a la final (risas). Zinedine para mí es uno de los cinco mejores futbolistas de siempre. Podría ganar su tercera Champions seguida, algo que nunca ha ocurrido. Es brillante. Lo fue como jugador y como entrenador ahora. Y sus jugadores funcionan como un reloj suizo. Es un fútbol fantástico. Son caóticos cuando tienen que serlo. Pero siempre hay una ocasión para el rival en la final. Zidane es un luchador, cuando naces en Marsella hay que serlo. No lo parecía cuando jugaba porque era tan bueno… Le cabrea cuando le preguntan si no tiene hambre. A mí me pasa igual, vengo de un pueblo pequeño de Alemania. Ellos son fuertes pero de verdad, pero nunca han jugado contra nosotros. Somos un buen equipo y este club tiene en su ADN ganar las cosas grandes. Estamos aquí porque somos el Liverpool. Hemos marcado el mayor número de goles en la Champions, hemos tenido resultados excepcionales… La experiencia que tienen ellos es una gran ventaja, claro, pero en el partido la experiencia no siempre ayuda. Tenemos que complicarles la vida lo más posible».

Entró de nuevo a valorar a Salah, que ya no hace el Ramadán?: «La religión es algo privado, así lo entiendo. No hay nada que decir. Ya le verán en el entrenamiento. Está lleno de energía».