Bruguera y Medina, nuevos capitanes

Ya hay nuevos capitanes de Copa Davis y Copa Federación. Sergi Bruguera y Anabel medina relevan a Conchita Martínez en el cargo con la ilusión de lograr grandes hitos con España.

«Es un orgulloso ser seleccionado como capitán de Copa Davis de España”, dijo Bruguera. He jugado mucho y he tenido victorias muy buenas, pero siempre me han quedado dos cosas: ganar el torneo de Barcelona, que ya no podré, y la Copa Davis, que me encantaría poder ganar como capitán, y que es una de las cosas que me han quedado aquí en el corazón. Ahora es una oportunidad para mí y para todos”, ha añadido.

“Para mí era la cosa principal para aceptarla, que los jugadores quisieran que fuera yo, y me ha hecho mucha ilusión, su recibimiento y sus ganas de jugarla y de que yo estuviera ahí. Eso me da mucha energía”, ha añadido al respecto.

Tanto Bruguera, seguidor del FC Barcelona, como Anabel, del Valencia, han firmado por dos años como responsables de los equipos nacionales, “que luego pueden ser cuatro o seis”, ha dicho a Efe el presidente de la RFET, Miguel Díaz.

Cuando comiencen en enero ambos estarán liberados entonces de sus compromisos como entrenadores de jugadores, ya que Sergi acabó su relación con el francés Richard Gasquet al finalizar Wimbledon, y Anabel con la letona Jelena Ostapenko, a la que ha ayudado a ganar Roland Garros y a clasificarse para el Masters, competición a la que Anabel tiene previsto no acudir porque aunque su cargo comienza la temporada que viene, allí competirá también Garbiñe Muguruza.

Bruguera ha señalado después del acto a Efe que tanto el cargo de capitán le ilusiona como es a la vez un reto personal. “Las dos cosas, porque una vez que acabas la etapa como jugador y si lo que te gusta es entrenar, uno de los máximos retos es ser capitán de Copa Davis”.

“Motivados están muy motivados”, ha dicho sobre los jugadores españoles con la Davis. “Con todos los que he hablado una de las cosas más importantes que he notado es la implicación de los jugadores. Si no, no hubiera aceptado. Todo el mundo ha respondido increíble. Luego, en la Copa Davis hay cosas puntuales que pueden pasar, pero la actitud de todos es que todos quieren jugarla y con muchas ganas”, ha proseguido.

Respecto al valor de la Copa Davis ante nuevas competiciones que pugnan por equipararse a ella, como la Copa Laver, disputada en Praga, Bruguera ha admitido que la Ensaladera siempre “ha tenido el problema del calendario”.

“En todas esas cosas no estoy muy al día”, ha admitido Sergi. “La Copa Davis siempre ha tenido el problema del calendario. Para los jugadores es muy apretado y a veces te pueden pasar cosas. Juegas en Australia y luego tienes que viajar dos días y competir por tu país el viernes”, ha dicho. “Esto es una preparación inhumana”.

“Luego jugar y tener que irte a Estados Unidos. Prácticamente se hace imposible en el calendario, depende para cada uno de los jugadores. Eso es un problema real”, ha proseguido.

“Hay que pensar en positivo. La ventaja que tenemos es que la primera, y la segunda si ganamos sería en casa”, ha dicho sobre la competición del 2018, en la que España recibe a Gran Bretaña en febrero. “Eso es una ventaja enorme, primero porque el público lo tendremos en casa, la superficie la escogeremos, y luego el calendario, porque siempre volver a casa es mejor que no tener que ir a Australia o a Canadá”.

“Decide la Federación”, ha dicho sobre las posibles sedes, “y luego hay que hablar de todos los planos para ver cuál es la mejor opción para todos. Mientras juegues en casa, vamos a estar muy bien en cualquier lado”, ha puntualizado.

Bruguera ha comentado lo importante que era en Copa Davis gestionar la tensión y ha recordado cuando él la jugaba. “Tenía a mi padre, que era mi entrenador y me ayudaba mucho, y luego los capitanes, que estaban ahí y me aportaban su granito de arena y cogía cosas que me podían ayudar”, ha dicho.

“Creo que tengo mucha experiencia en muchas cosas y creo que puedo ayudar a muchos jugadores, sobre todo a los que no han jugado muchas veces”, ha añadido.

Sobre Rafael Nadal, y su implicación con la Davis, ha dicho que el actual número uno del mundo le había transmitido buenas sensaciones. “Buenas, como todo el mundo, desde el primero al último me han transmitido unas ganas de jugarla enormes, mucho compromiso y de intentar jugarla, y hacer todos el máximo esfuerzo para poder estar ahí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *