Historias de niños CRIVER, conociendo a Aldo Meza

El Dictamen / Veracruz

Algunos de los niños que acuden a CRIVER padecen de Trisomía 21, mejor conocido como Síndrome de Down.

Al nacer, Aldo presentó problemas de flacidez en su cuerpo para lo cual fue canalizado a medicina de rehabilitación los primeros 40 días de vida y después fue canalizado CRIVER.

A pesar de su padecimiento su familia, en especial la Señora Dolores, su madre, ven en Aldo como una bendición de Dios: “Aldo es muy querido, es una bendición tenerlo en nuestra casa”.

Además, saben que se necesita de todos para que Aldo siga adelante: “En este proceso de desarrollo, hemos estado motivándolo mucho: no caminaba y con las terapias que nos dieron para fortalecer todos sus músculos, ya lo ha logrado.”

El siguiente paso es que Aldo logre hablar, pues comenta su madre, “el problema de Aldo ahora es que no habla, pero ya con sus terapias de lenguaje, empieza a decir algunas palabras, ha evolucionado bastante y sabe distinguir, sabe obedecer: se le dan las indicaciones y él las ejecuta”.

Aldo es de los primeros pacientes que llegaron a CRIVER el cual se ha convertido en parte de la familia “me siento muy contenta, les doy las gracias porque es una institución que tiene mucha entrega, todo su personal es muy participativo, le dan mucha atención a los niños.

Ojalá sigan creciendo y ojalá se tengan varias instituciones como CRIVER en otros lugares.” Comentó emocionada la Sra. Dolores.

“Cuando uno quiere, hace lo imposible por los hijos; yo estoy muy contenta y promuevo cada día más al CRIVER, al igual que las personas que tienen la misma problemática que yo. Aquí veo a mamás que tienen la misma situación, los mismos problemas especiales y que dan todo su amor y todo su cariño a sus hijos. Es una lucha de todos los días, que Dios los bendiga”, finalizó.

Compartir:

Related

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *