David Villa: «Ni el gol ni el fútbol caducan, no tienen edad»

Con el Santiago Bernabéu puesto en pie, reclamando su presencia hasta que la garganta no dio para más, David Villa (Tuilla, 3 de diciembre de 1981) respondió alzando la mano a la grada y controlando como pudo el corazón, compungido por tanto cariño mientras se bailaba a Italia para rozar el pase al Mundial. «Fue inolvidable, aún estoy emocionado», explica a ABC el día después de su redebut en la selección, que se torció a última hora porque una lesión muscular le impide hoy ir a Liechtenstein. Llevaba más de tres años sin defender a España, el equipo de su vida y con el que lo ha ganado todo, y ahora ha vuelto con casi 36 primaveras, enterrando el cliché de la edad porque el instinto, recuerda con entusiasmo, no se oxida. Este renacer supone el premio a la aventura americana de Villa, que se ha empeñado en que el «soccer» crezca en Nueva York y su equipo, el City, pueda convivir con los Yankees (béisbol), los Knicks (baloncesto) y los Giants (fútbol americano). «Poco a poco la gente se va enganchando», sostiene el delantero asturiano, feliz con esa vida, acostumbrado a que cualquier espectáculo sea a lo bestia y familiarizado con la presencia de periodistas en el vestuario. Aquí, desde que empezó la concentración, se ha explayado con la felicidad de un becario, con las fuerzas de un recién llegado a la empresa. Y eso que ya van 98 internacionalidades. Ha vuelto el «7» de España.

¿Qué hizo anoche después del partido?

Estuve con la familia, celebrando el momento. Vi a mis hermanas, a mis sobrinos… Fue, como le digo, una noche especial, muy bonita y emotiva, y aproveché el momento para estar con mi gente, a la que ahora, claro, veo menos por vivir en Nueva York. Fue todo perfecto.

¿Se puede dormir después de tanta euforia?

Me acosté un poco tarde, pero sí pude descansar bien. Cuesta controlar los nervios en noches como la del sábado, son muchos momentos, muchos recuerdos, muchas emociones. Pero sí descansé lo necesario para ya ponerse a trabajar y preparar el partido del martes contra Liechtenstein (se lo pierde por lesión).

¿Fue, quizá, más especial que la primera vez?

¡Ya ni me acuerdo del debut! Fue en Almería, en 2005, aunque también tuve otra especie de debut cuando volví después de la lesión de tibia. Este sería, pues, el tercero, un día más de felicidad con la selección para recordar.

¿Llegó a imaginarse esta noche?

«Desde niño he sido de España. He pasado por varios equipos, pero siempre estaba España»Estoy muy feliz por todo. Primero por el gran partido que hizo España ante una selección como Italia, tenía una importancia tremenda esa noche. Ha sido un gran golpe de cara a la clasificación, aunque sabemos cómo es el fútbol y no hay nada cerrado. Y luego está el plano personal, un día inolvidable. Nunca perdí el entusiasmo por regresar, estaba pendiente de todas las listas.

¿Formará parte de su álbum más especial?

He tenido muchas noches especiales, por suerte. Pero realmente esta ha sido muy bonita, diferente, no podré olvidarla. La verdad es que no esperaba recibir tanto cariño, es un orgullo que todo un campo como el Bernabéu se ponga a cantar tu nombre.

¿Qué sintió cuando el Bernabéu se puso en pie para gritar su nombre?

Un orgullo enorme. Ya lo dije cuando llegué a Las Rozas. Muchas veces pienso si me merezco todo esto, es muy bonito lo que me está pasando. Estoy muy contento con la gente, solo puedo dar las gracias a cada una de las personas por hacerme sentir tan especial. Siempre ha sido una felicidad inmensa estar en la selección y más ahora después de tres años y pico sin estar aquí. Siempre quedará grabado en mi memoria.

¿Por qué cree que se le quiere tanto?

No lo sé. Lo único que puedo decir es que durante toda mi vida he sido muy fiel a una manera de trabajar y de entender el fútbol, siempre me he comprometido y me he dejado todo. A veces te quieren por los goles, pero hay noches en las que metes tres y en otras no aciertas, eso no lo controlas. Lo que quiero decir es que si se me valora espero que sea porque siempre me he entregado al 100%. Yo estoy muy orgulloso de haber hecho lo que he hecho. Tengo la suerte de haber pertenecido a un grupo histórico de España y ahora he entrado en otro que también lo será, con un futuro impresionante y con mucha calidad. Insisto, gracias a cada uno de ellos.

¿Tan bien ve a este equipo?

Solo con mirar la lista y los hombres que hay no puedo dejar de ilusionarme. Hay que ser realistas, es difícil hacer lo de años anteriores, pero tenemos grandísimos jugadores y cualquier rival puede envidiar nuestra plantilla. Hay que confiar en estos chavales.

Está a dos encuentros de llegar a las 100 internacionalidades con España cuando se dio casi por acabada esa etapa. Y al final del camino está el Mundial de Rusia. ¿Le ilusiona pensar en que puede llegar?

«Si se me valora espero que sea porque siempre me he entregado al 100%. Muchas veces pienso si me merezco todo esto»No quiero volverme loco ni pensar en las 100 internacionalidades ni en el Mundial de Rusia, quiero vivir el día a día, ir paso a paso. Yo pensaba simplemente en sumar una más, no en ir de tres en tres. De verdad, ahora en lo que pienso es en trabajar para convencer al entrenador, no le doy vueltas ni a la concentración de octubre (partidos contra Albania en Alicante e Israel en Jerusalén para cerrar esta fase de grupos) ni a Rusia. Solo quiero disfrutar de este momento. En este deporte, pensar en el futuro nunca es bueno, así que tranquilidad.

¿Habló con Lopetegui?

Julen me dijo que no le diera las gracias, que me lo he ganado y que si estoy aquí en este grupo es por mi rendimiento. Me dijo que no me ha traído de regalo, que me ha visto cómo he trabajado este tiempo en Nueva York.

Usted ha pasado por varios clubes y ahora está en Estados Unidos, pero siempre habla de la selección. ¿Su verdadero equipo es España?

Sí, desde niño he sido de España, desde niño quise jugar con España. Es lo que siempre soñé, me imaginaba en un Mundial con este equipo. He pasado por varios clubes y, al ser asturiano, tenía preferencia por el Sporting de Gijón, es normal. Pero siempre estaba España, siempre pensaba en la selección como mi equipo. Y así hasta llegar a 98 internacionalidades, que se dice pronto, y con muchas ganas de seguir sumando, haré todo lo que esté en mi mano.

Lleva 59 tantos con España, más que nadie, y sigue marcando en Nueva York como si fuera el principio pese a que tiene ya 35 años ¿El gol tiene edad?

Ni el gol ni el fútbol caducan, no tienen edad. Y mucho menos ahora que el deporte ha evolucionado tanto, que hay estos avances para prevenir lesiones, para estirar la carrera de los futbolistas… Cada día podemos jugar un poco más, y, si mentalmente estás bien, puedes seguir durante muchos años. Antes, con 31 ó 32 años se pensaba en la retirada, y ahora no pasa por la cabeza de un jugador hasta que realmente ve que no hay más fuerzas. Yo con 35 me siento estupendamente y sigo marcando goles, tengo esa suerte. Sé que tengo esa edad, pero no me fijo, me mueve la ilusión y las ganas de seguir haciendo lo que sé.

¿Son distintos ahora? ¿Saben mejor con los años?

A mí un gol me emociona, y ahora con 35 años puede que incluso más. El gol es mi vida, es mi trabajo, es por lo que peleo en el campo cada vez que salgo a jugar. Hay que saber hacer otras cosas, claro que sí, pero los delanteros tenemos que pensar siempre en el gol, ser egoístas en ese sentido, buscar siempre la portería.

¿Le sigue obsesionando o ahora es capaz de relativizar?

Claro que obsesiona, siempre obsesiona porque en realidad siempre quieres marcar. Muchas veces se dice que un delantero está obsesionado cuando no marca… ¿Y cuándo lo hace no lo está? Pues yo sigo queriendo marcar otro, sigo obsesionado por uno más. No puedes dejarlo.

¿Se imaginaba que le iba a ir tan bien la vida en Nueva York?

A todos los niveles estoy disfrutando de una experiencia fantástica. En lo deportivo, estoy muy contento, muy feliz. Y en lo personal, también. Me encanta y estoy contento de haber tomado esa decisión en su momento.

¿Qué vida lleva?

Vivo en Manhattan, que está un poco lejos de la ciudad deportiva. Pero preferimos dar esa experiencia a nuestros hijos y disfrutarla también nosotros, estar en el centro de Nueva York es algo estupendo.

¿Le gusta ese estilo y esa manera de hacer las cosas que tienen en Estados Unidos?

Ya nos hemos adaptado a la vida americana, sobre todo en los tiempos y en los horarios. Las niños están felices y nosotros también.

Muguruza cae eliminada ante Kvitova en octavos de final

La presencia del tenis español femenino en la competición individual del Abierto de Estados Unidos llegó a su final después de quedar este domingo eliminadas en la cuarta ronda Garbiñe Muguruza y Carla Suárez. Las tenistas españolas no pudieron superar los duelos que mantuvieron con la checa Petra Kvitova y la local Venus Williams, respectivamente.

Muguruza, tercera cabeza de serie, que se presentaba como una de las grandes favoritas al título y con la opción de conseguir también el puesto de la número uno del mundo, no pudo superar la presión y de nuevo sus propios errores y dudas en el juego la condenaron a la derrota, por 7-6 (3) y 6-3, ante Kvitova.

La tenista checa, de 27 años, que no jugó tampoco el mejor tenis, al final fue la menos mala, y la que supo aprovechar todas las facilidades que le dio Muguruza en el cuarto duelo entre ambas, para conseguir el pase a los cuartos por segunda vez en el Abierto. Lo hizo también en el 2015.

Kvitova, decimotercera cabeza de serie, que disputa por décima vez el último torneo de Grand Slam de la temporada, se enfrentará en los cuartos a la mayor de las Williams, la verdugo de Suárez, en lo que será el sexto duelo entre ambas, con ventaja clara para la tenista checa, que tiene 4-1 en los anteriores.

El duelo con Muguruza, que ha perdido tres de los cuatro ante Kvitova, comenzó de manera brillante y esperanzadora para la actual campeona de Wimbledon, que mantuvo su tenis agresivo de los dos partidos anteriores y se puso con la ventaja parcial de 4-1 tras hacerle el «break» en el cuarto juego.

Pero ahí acabó la consistencia y seguridad del tenis de Muguruza, que comenzó a tener problemas con su saque, que perdió en el séptimo juego y, aunque lo volvió a perder en el noveno, lo recuperó para forzar el desempate, en el que también empezó bien, con ventaja de 2-0.

De nuevo, la aparición de los errores no forzados en los tantos decisivos y el pobre saque hicieron que, después de colocarse con el empate a 3-3, el resto del camino fuera fácil para Kvitova, que se aprovechó al máximo de la debilidad del segundo saque de la tenista española para hacerle dos «break» del parcial de 5-3 y 6-3.

Kvitova, dos veces también ganadora de Wimbledon (2011 y 2014), hizo valer su experiencia y con la primera de las tres pelotas de set lo aseguró después de 64 minutos de acción, tiempo que Muguruza había utilizado en cada uno de los tres partidos anteriores disputados.

Sin embargo, la pérdida del set pareció no afectar en el ánimo de Muguruza, que inició el segundo con un «break» para el 0-1 a su favor, de nuevo ilusionaba con que pudiese centrar su saque y demostrar en la pista central Arthur Ashe su mejor tenis.

Pero de inmediato le llegó la falta de acierto con su servicio, lo que Kvitova aprovechó para recuperar el perdido y a partir de ese momento tuvo la checa de nuevo el control del ritmo y juego del partido, como demostró el parcial de 4-1 a su favor.

A diferencia de lo que había sucedido en la primera manga, la doble campeona de Wimbledon si supo aprovechar la importante ventaja y, aunque en el octavo juego, con servicio de Muguruza, no aprovechó la primera pelota de partido que tuvo, con el suyo si lo hizo.

Muguruza tuvo tres puntos de «break», que desaprovechó, mientras que Kvitova en la segunda pelota partido se creció al ver como la tenista española cometía con su golpe de derecha el vigésimo quinto error no forzado del partido.

Las estadísticas finales del partido fueron desoladoras para Muguruza, con cero «aces» y tres dobles faltas, tres «break» y apenas siete golpes ganadores, con seis tantos de nueve oportunidades de subidas a la red.

Mientras que Kvitova conseguía cuatro «aces» por nueve dobles faltas, metía 24 golpes ganadores y 42 errores no forzados para concluir el partido, que duró una hora y 45 minutos, con un total de 81 puntos ganados por 67 de Muguruza.

La derrota de Carla Suárez, de 28 años, que no pudo alcanzar por segunda vez los cuartos de final del Abierto (lo hizo en 2013), era esperada, aunque luchó hasta el final y al menos le robó un set a la número nueve y dos veces campeona del último torneo de Grand Slam, que ganó por 6-3, 3-6 y 6-1.

La mayor de las Williams, de 37 años, que dejó en 5-3 los duelos contra Suárez, jugará por duodécima vez los cuartos de final, en las 19 participaciones que ha tenido en el Abierto desde que debutó en 1997.

Mientras que Kvitova buscará ser la segunda zurda que pueda ganar el Abierto de Estados Unidos de forma consecutiva, después que el año pasado lo ganase la alemana Angelique Kerber.

Junto a Williams, el tenis femenino estadounidense también tendrá en cuartos a Sloane Stephens, de 24 años, que ganó por 6-3, 3-6 y 6-1 a la alemana Julia Goerges, trigésima cabeza de serie.

La rival de Stephens, que jugará por primera vez los cuartos de final después de haber participado en seis Abiertos de Estados Unidos, será la letona Anastasija Sevastova, decimosexta preclasificada, que ganó por 5-7, 6-4 y 6-2 a la rusa Maria Sharapova, quien hasta este momento había sido la gran atracción del torneo, al que llegó por invitación.

Portugal vence y resiste, Bélgica logra el pase y Francia se atasca

Bélgica consiguió sellar el pase a Rusia 2018 al vencer en Grecia (1-2) en Atenas, Francia se atascó sorprendentemente ante Luxemburgo (0-0) y Portugal sacó los tres puntos en Hungría (0-1), con lo que sigue con su lucha cerrada con Suiza, que también ganó en Letonia (0-3).

[Mundial 2018 | Fase de clasificación]

El conjunto que dirige el español Roberto Martínez, que se ha asegurado el primer puesto del grupo H de la zona europea, se une a Rusia -anfitrión-, Brasil, Irán, Japón y México. Los belgas dominan la clasificación del grupo H de la zona europea con 22 puntos, ocho más que Bosnia-Herzegovina a falta de dos jornadas, mientras que Grecia queda tercera con 13.

En cinco minutos locos en el Georgios Karaiskakis, Jan Vertonghen adelantó a Bélgica, Jose Zeca respondió para los helenos y sin apenas respiro Romelu Lukaku, máximo artillero del grupo, remató de cabeza un centro desde la derecha de Thomas Meunier para sellar ya definitivamente el resultado, el triunfo y la clasificación de los ‘diablos rojos’.

Bosnia goleó en Faro (Portugal) a Gibraltar, como estaba previsto (0-4), y adelantó a Grecia en la lucha por la segunda plaza de este grupo H.

Francia se las prometía muy felices ante un rival tan modesto como el luxemburgués y más con el tremendo arsenal ofensivo del que dispone. En este caso Didier Deschamps formó con el tridente Mbappe-Giroud-Griezmann de salida, que chocó una y otra vez con la zaga visitante y con su guardameta Jonathan Joubert.

El encuentro, disputado en Toulouse, fue un asedio constante de los ‘bleus’, que gozaron de innumerables ocasiones, pero entre su falta de acierto y la labor del portero del F91 Dudelange le fue imposible superar su resistencia. Incluso Luxemburgo tuvo un par de grandes ocasiones para que la sorpresa hubiera sido mayor.

Francia queda como líder en solitario del grupo A. Cuando faltan dos jornadas aventaja en tan solo un punto a Suecia, que despertó en Borisov ante Bielorrusia con un 0-4, resultado que en cierto modo le permitió resarcirse de la inesperada derrota contra Bulgaria.

Emil Forsberg, Christoffer Nyman y Marcus Berg liquidaron el choque antes del descanso y Andreas Granqvist, de penalti al final, rubricaron el triunfo nórdico. Holanda mantuvo sus esperanzas de intentar llegar a la repesca con su triunfo contra Bulgaria por 3-1 con un doblete de Davy Propper y un tanto de Arjen Robben.

Suiza y Portugal salieron airosos de sus visitas a Letonia y Hungría. Si se confirman los pronósticos todo apunta a que se jugarán la clasificación en el encuentro que ambos disputarán en la última jornada en el estadio de La Luz de Lisboa.

Los helvéticos lideran el grupo B con 24 puntos por los 21 de los lusos. No perdonaron en Riga, donde superaron a Letonia por 0-3 con tantos de Haris Seferovic, Blarim Dzemaili y Ricardo Rodríguez, este de penalti.

Mientras tanto Portugal, actual campeona de Europa, resiste el ritmo de los suizos, aunque de forma más ajustada. Jugó en superioridad numérica desde el minuto treinta por expulsión de Priskin y no lo tuvo fácil para superar en Budapest al cuadro magiar.

Un centro de Cristiano Ronaldo al inicio del segundo periodo, rematado sobre la línea de gol por Andre Silva, fue la acción que desequilibró la balanza en el Groupama Arena.

En este mismo grupo, Islas Feroe ganó a Andorra por 1-0 con un tanto de Gilli Sorensen y, con ocho sumados ya, batió su récord de puntos en una fase clasificatoria.

Croacia mantiene la iniciativa en el grupo I tras vencer a Kosovo por 1-0 en el partido que tuvo que ser suspendido el sábado por la lluvia.

El conjunto croata tuvo que esperar hasta el minuto 74 para desequilibrar el encuentro merced a una diana de Domagoj Vida de cabeza tras un lanzamiento de falta del madridista Luka Modric.

Con esta victoria Croacia mantiene el liderato con 16 puntos, dos más que Ucrania y tres más que Islandia a falta de tres partidos. El duelo fue suspendido a los 27 minutos a causa del mal estado del terreno de juego por la fuerte lluvia que caía sobre Zagreb.

Tras verse obligado a interrumpir el juego durante más de un cuarto de hora a causa de la incesante lluvia, el colegiado del partido, el sueco Stefan Johannesson, decidió suspender definitivamente el choque al comprobar, junto con los capitanes de ambos conjuntos, la imposibilidad de continuar el encuentro.

«Pairo 8», «Sum Innovation», «Maracaná», «Con Caalma» y «Jandrocho», campeones en Bayona

Esta tarde concluyó en Bayona la trigésimo segunda edición del Trofeo Príncipe de Asturias, organizado por el Monte Real Club de Yates y la Escuela Naval Militar, y celebrado durante los últimos tres días.

Con más de 80 barcos en liza, la competición, una de las más prestigiosas del panorama náutico español, logró dar espectáculo en las Rías Baixas pese a la falta de viento que protagonizó las dos últimas jornadas y obligó a suspender algunas de las pruebas previstas.

En la competición de los grandes barcos, en la que la ajustadísima clasificación de la anterior jornada anunciaba una disputa muy emocionante, no pudo celebrarse ni tan siquiera una prueba. El viento aparecía y desaparecía, rolaba continuamente y no consiguió estabilizarse en ningún momento. Poco antes del tope fijado para el final de las salidas, el comité de regata decidió izar anulación, por lo que los podios provisionales se convirtieron en definitivos.

En la clase Óptica Studio ORC 1, la tripulación del Pairo 8, del Real Club Náutico de Vigo, liderada por el olímpico Jordi Xammar, fue la vencedora del trofeo. Se llevó el triunfo superando al Xekmatt de José Carlos Prista, de la Asociación Naval de Lisboa; y el Abril de Jorge y Luis Pérez Canal, del Real Club Náutico de Vigo, que quedaron segundo y tercero respectivamente.

En la clase Aceites Abril ORC 2 el gran premio del Príncipe se fue para Sanxenxo de la mano de Willy Alonso, que colocó al Sum Innovation en lo más alto de la clasificación. El Porto de Aveiro de Delmar Conde, del Club Náutico Boca de Barra; y el MBA Atlántico de Rui Ramada, del Monte Real, completaron el podio.

Los clubes de Vigo y Bayona se llevaron los premios de la clase Gadis ORC 3. Para el náutico vigués se fue el primero, en el que grabó su nombre el Maracaná de Luis Suárez; y en el Monte Real se quedaron el segundo y el tercero, del Unus de Luis Manuel García y el Fend la Bise de Jean Claude Sarrade.

Más suerte que los ORC’s 1, 2 y 3 tuvo la flota de las clases Volvo Autesa ORC 4 y Martin Miller ORC Open, porque aunque tardaron mucho en comenzar, pudieron aprovechar una brisa para disputarse un recorrido costero de 7 millas en esta última jornada.

El Con Caalma de Francisco Javier Rey, del Monte Real Club de Yates; y el Ay Carmela de Juan Martínez Pazó, del Liceo Marítimo de Bouzas, vencieron en la clase Volvo Autesa ORC 4.

En la clase Martin Miller ORC Open venció el Jandrocho Team de Roberto Reboredo, de San Adrián de Cobres, que superó al Bombastic de César Fernández Casqueiro, del Monte Real; y al Villano del Real Club Náutico de A Coruña, patroneado por Luis Bodelón.

El podio de la clase Storax Clásicos quedó compuesto de la siguiente manera: el Blue Moon de Luis Molina (RCN Coruña) resultó ganador, y el Pingüino Uno de Carlos Romero (CM Canido) y el Belisa de José Manuel Cores (AGABACE), quedaron segundo y tercero.

En la disputa de los 6 metros los resultados quedaron definidos por la prueba celebrada el sábado, porque aunque la flota salió al agua y pudo iniciar una manga, la falta de viento obligó a suspender la regata tras la primera popa.

En la competición de los 6 metros clásicos la victoria se la llevó el Capriche de Íñigo Echenique, del Club Marítimo de Canido; y en los 6 metros venció el Maybe de Luis Martín Cabiedes, del Real Club Náutico de Sanxenxo, que también se llevó el trofeo de la clasificación combinada del conjunto de 6m. El Bribón
Movistar del Rey Juan Carlos, quedó segundo.

En la clase Solventis J80 el Okofen de Javier de la Gándara, del Monte Real, partía como favorito y no defraudó. Fue el ganador de esta trigésimo segunda edición del Príncipe y se llevó, además, el Premio Especial Mary Woodward al mejor barco J80 de la temporada. Entre el resto de la flota hubo otros dos barcos destacados, el Marina Coruña – Costa de Pablo Martínez (RCN Coruña) y el Miudo de Francisca Barros (MRCYB), que además de ejercer de fuertes rivales de De la Gándara sobre el agua, lograron el segundo y tercer premio del trofeo.

El Rey Juan Carlos fue el encargado de entregar el premio a la tripulación ganadora de la Ladies Cup, la competición exclusivamente femenina que se celebra en el marco del Trofeo Príncipe de Asturias y que reúne a 36 de las mejores patronas de España. El barco Hello! , del club BB Douro, patroneado por Marta Ramada se subió a lo más alto del podio, dejando la segunda posición para el Hello Fashion Monthly del Monte Real, patroneado por Rosalía Martínez y con una tripulación de alumnas de la Escuela de Vela del club organizador.

En el reparto de premios, que presidió el rey emérito, se entregó también una mención de honor al barco AXA Seguros, tripulado por alumnos del Centro Juan María de Nigrán para personas con discapacidad intelectual. Son un grupo de chicos que asisten, a lo largo de todo el año, a la Escuela de Vela Adaptada del Monte Real y que participaron, por tercer año consecutivo, en el Trofeo Príncipe de Asturias. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Consellería de Política de Social.

Se entregó, además, el Premio Conde de Barcelona Don Juan de Borbón al mejor barco con tripulación portuguesa, que se llevó el Porto de Aveiro del Club Náutico Boca de Barra, patroneado por Delmar Conde.

Empate en el puerto-Tour

Los fines de semana son calientes en la Vuelta a España. Vienen precedidos de sonido de tambores, pinturas de guerra y promesa de espectáculo. Este sábado se subió la Pandera, puerto de nivel Tour. De aspecto añejo, la carretera estrecha, el piso agrietado, un potente desnivel (doce kilómetros al 7,4 por ciento) y un paraje agresivo de roca caliza, la Pandera separa la paja del grano y decide carreras. En su quinta aparición en la Vuelta, quedó la imagen de su grandeza, pero nada más. Hubo empate sin goles en la cima. Ganó el polaco Majka, mientras Froome, Nibali y Contador llegaban casi de la mano a meta.

El Sky también anunció una sesión de Tour por los olivos de Jaén. Poels y Nieve le hicieron el traje a medida a Froome, su ritmo de watios, durante la subida a la Pandera, previo paso por la terrible cuesta de Valdepeñas de Jaén y su rampa de casas blancas al cielo.

Durante los seis kilómetros de escalada inicial a la Pandera, Froome se sintió en su envoltorio ideal. Nadie tenía ganas o fuerzas para arremeter contra su guardia. Y Majka saboreaba la victoria sin lucha atrás.

Se quitó la máscara el colombiano Chaves, harto de ser segundo o tercero en las grandes rondas. Y reventó el corsé del Sky. Apretó Nibali, le siguió Contador -«me he visto con chispa, pero sabía que Froome iría a su ritmo», explicó el madrileño-, pero el líder no se inmutó. Su cadencia, su relación kilos/watio, su ciclismo tecnológico.

«No le hemos podido dejar», resumió Contador, quien aceleró un par de veces con buen paso y piernas ágiles. Pero Froome siempre respondió, su molinillo en el pedaleo, la rodilla derecha vendada.

Nibali (segundo en la general, el más cercano a Froome) intentó contagiar a Contador y el español renunció a colaborar. No era su guerra robar unos segundos al líder. Tal vez su idea sea reventarle del todo en algún repecho de nombre desconocido aún.

«Voy tachando muchos segundos cada día, a contracorriente, recuperando tiempo y posiciones, me quedan siete días de ciclismo», dijo nostálgico el madrileño.

En la Pandera ganó Majka, triple vencedor de etapa en el Tour, rey de la montaña en Francia, podio en la Vuelta, un corredor muy bueno al que los galgos no echaron el guante.

Lewis Hamilton logra un histórico récord bajo el diluvio

Lewis Hamilton (Mercedes) logró su cuarta pole consecutiva sobre el asfalto este sábado mojado de Monza, en una eterna sesión de clasificación muy retrasada por la lluvia, mientras que los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso) no pasaron de la Q2.

[Resultados del Gran Premio de Italia]

Hamilton volvió a mostrar su alto rendimiento en el trazado italiano pese a la descarga de lluvia justo en el inicio de la Q3. El británico firmó su 69º pole, superando el récord histórico que ostentaba Michael Schumacher, en búsqueda de recortar o borrar la desventaja de siete puntos con Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial y que decepcionó en casa al igual que su compañero Kimi Raikkonen.

Vettel saldrá desde la sexta posición, mientras que el finlandés lo hará quinto, dando gracias incluso por las sanciones en parrilla de los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Tras casi tres horas de espera por los retrasos de la lluvia, los ‘tifosi’ tendrán que confiar en la épica este domingo.

Mientras, la Q3 trajo las sorpresas de Lance Stroll (Williams) y Esteban Ocon (Force India), quienes ocuparán el segundo y mejor puesto de parrilla de los Red Bull, mientras Bottas saldrá tercero. Por su parte, los españoles Alonso y Sainz gastarán sus opciones de salvar un complicado fin de semana este domingo, con las sanciones que acumulaban en parrilla por cambios en el motor de 35 y 10 puestos y que les harán salir decimosexto y decimonoveno.

La espera se hizo eterna en el trazado italiano este sábado, después de un frustrado inicio de Q1 con la bandera roja por el fuerte accidente del francés Romain Grosjean (Haas). Casi tres horas de retraso, con la FIA indecisa, más si cabe al ver los efectos del ‘aquaplaning’ a más de 300 kilómetros por hora.

Ni el radar ni los helicópteros de la FIA lograron programar la vuelta al circuito, con retrasos continuos de 15 minutos. Pilotos haciendo de cámaras de televisión, Hamilton enseñando su rincón privado o jugando a la consola con Bottas, el balón de fútbol en el box de Williams y paseos bajo la lluvia para matar el tiempo. Mientras, diferentes opiniones sobre la falta de actividad cuando hubo ocasión de rodar sin lluvia sobre las 14:45.

El coche de seguridad no dejó de dar vueltas pero la acumulación de agua en especial en la recta, con un asfaltado nuevo de peor drenaje, mantuvo suspendida la calificación. Más si cabe con el regreso de la lluvia, más agua que se esmeraron en quitar ya con máquinas y todo tipo de ayuda para evitar la suspensión definitiva.

Courtois pide perdón a la afición del Atlético por la foto de Diego Costa

El portero del Chelsea y ex del Atlético de Madrid, Thibaut Courtois, se ha disculpado este sábado por la polémica que ha levantado una foto subida a las redes sociales junto a Diego Costa con un «se queda» y ha comentado ser «solo una broma» y tenerle mucho «aprecio» y «respeto» a la afición del Atlético.

«Tengo mucho aprecio y respeto a la afición del Atlético de Madrid. Pido perdón si ofendí a alguien. No era mi intención. Fue solo una broma entre compañeros. Diego Costa está en Brasil y como todavía es jugador del Chelsea hay que ver qué hará y qué pasará con él», explicó el guardameta belga en el programa Radioestadio de Onda Cero.

Courtois saltó en las redes sociales en los últimos instantes del mercado de fichajes con un mensaje en su cuenta oficial de Twitter en el que utilizaba el ya famoso «se queda» de Gerard Piqué con Neymar con una foto de Diego Costa. El hispano brasileño se encuentra en una complicada situación a la espera de resolver su futuro con la intención de volver al Atlético.

SE QUEDA😂😂😂 @diegocosta pic.twitter.com/8vo9qCkk9g— Thibaut Courtois (@thibautcourtois)

1 de septiembre de 2017Además, Courtois habló sobre el próximo Mundial y admitió que Bélgica tiene «una gran selección». «Tenemos una gran selección como España, Italia, Francia y Alemania. Veremos en el Mundial», concluyó, en medio de las fechas de selecciones, con el cuadro belga con el billete casi asegurado.

La impactante celebración de los islandeses ha vuelto

La famosa celebración islandesa, también llamada «clapping», ha vuelto a protagonizar otro momento en un torneo europeo pero esta vez no en fútbol sino en baloncesto.

Esta celebración dio fama al fútbol islandés en la última eurocopa de Francia y ha llegado al baloncesto. A pesar de las dos derrotas del país nórdico frente a Grecia y a Polonia, los casi 2000 aficionados islandeses presentes en Helsinki han apoyando a la perfección a su equipo.

Clapping. 🇮🇸 #EuroBasket2017 pic.twitter.com/ExoLNGTeW6— Yann Soudé (@YannSoude)

2 de septiembre de 2017